Lucila Martínez expone Ley de Profesiones que presentó en foro

¡Síguenos en Facebook y regálanos un Like!

Morelia, Michoacán, 4 de junio del 2019.-  En Michoacán resulta apremiante que cuente con una Ley de Profesiones del Estado acorde a las necesidades actuales, para dar certidumbre en el registro, actualización y autorización al ejercicio profesional, con el cual se fortalece la educación y el desarrollo humano, afirmó la diputada Lucila Martínez Manríquez.

Al asistir al Foro de Análisis y Consulta de la Ley de Profesiones del Estado de Michoacán, la legisladora coincidió en la necesidad de legislar en materia y confío que con éste foro se pueda enriquecer la iniciativa que presentó la cual ya se le dio la primera lectura en el Pleno de la LXXIV Legislatura Local, hace unos días.

En el evento celebrado en el Congreso del Estado, en el que estuvieron los integrantes del Foro Nacional de Colegios de Profesionistas de Michoacán, la Barra Michoacana, Colegio de Abogados A.C., de la Comisión de Honor y Justicia, del Colegio de Ingenieros Mecánicos Electricistas del Estado de Michoacán, del Foro del Colegio de Profesiones del Estado y del Colegio de Médicos Homeópatas, así como legisladores, se coincidió en fortalecer la norma vigente en beneficio de todas y todos los michoacanos.

En su intervención recordó que promovió dicha propuesta legislativa porque hace unos años fue titular del departamento de profesiones que depende de la subsecretaria de Educación Media Superior y Superior, en donde pudo conocer a fondo las necesidades que se tienen, por lo que promovió una propuesta, a la cual ya se aprobó su primera lectura y hoy está en comisiones en estudio, por lo que consideró que todas las opiniones que se brinden para enriquecer el trabajo del Poder Legislativo en beneficio de los ciudadanos y la entidad, siempre es bienvenido.

Hizo mención que el objetivo principal de la dirección en coordinación con los colegios de profesionistas es que el ejercicio profesional se realice dentro del más alto plano legal y moral y que por mandato constitucional, el Estado debe asumir sus atribuciones y facultades, aunado a que las instituciones educativas deben apegarse a los lineamientos que la autoridad estatal en materia de profesiones dicte.

Asimismo hizo referencia que los colegios de profesionistas tienen voz y voto en la dirección de profesiones, por si solos y sin intermediarios; y que la libertad de asociación que consagra nuestra constitución permite reconocer a los colegios de profesionistas, a las asociaciones, a las federaciones y confederaciones.

«Además de que la certificación profesional es un proceso de evaluación voluntario para determinar el nivel de competencia y grados de actualización de un profesionista; que no es obligatoria pero que por convicción, uno de los objetivos de todo profesionista debe ser: estar dentro del círculo de los más competitivos a fin de brindar un mejor servicio a la sociedad».

Lucila Martínez enfatizó que la certificación profesional sin lugar a dudas debe ser normada, regida y dirigida por la autoridad estatal en materia de profesiones con el apoyo y coordinación de los entes certificadores: los colegios de profesionistas.

Por lo anterior, recordó que convocó a una reunión a los integrantes de los colegios y asociaciones de profesionistas debido a la inconformidad que manifestaban por la actual Ley de Profesiones del Estado la cual fue aprobada en el 2015.

En dicha reunión añadió, solicitó, una vez revisada la Ley en mención, las observaciones o aportaciones para reformarla o crear una nueva y se recibió las propuestas de quienes participaron entre los que destacó a los integrantes de los colegios: de Arquitectos de Occidente, Delegación La Piedad; de Arquitectos de Michoacán; de Valuadores; de Médicos Especialista en Cirugía General; de Ingenieros de Uruapan; de Médicos de Michoacán; de Ingenieros de Michoacán; de Medicina Estética de Michoacán y del foro de Profesionistas, entre otros.

«Convencida de las propuestas aunque pocas, porque otros presidentes expresaron su confianza en mi actuar, una vez que asumí el cargo de legisladora, refrendé con muchos de ellos y conmigo misma el compromiso moral y profesional con la dirección de profesiones, con todo su personal que en virtud de los años y la práctica están igual o más convencidos que yo, de la importancia y de la responsabilidad que reviste esta dependencia que debe asumir su papel de autoridad en toda la extensión de la palabra. Es así que decidí promover una Ley que garantice lo que la mayoría solicitaba».

En ese contexto, detalló que en su iniciativa planteó la libertad de asociación y del ejercicio profesional, el servicio de calidad conforme a los parámetros de conducta ética y profesional, la eliminación de las prácticas monopólicas que además están viciadas de ánimos corporativos y lucrativos y el régimen federal, pues que sea la dirección general de profesiones o el propio Congreso de la Unión, quien determinará en qué casos se requerirá la colegiación y certificación obligatoria, se traduciría en una centralización y que va en detrimento de las entidades federativas.

Por lo anterior, reiteró su apertura a siempre construir juntos y en beneficio de este sector y de todas y los michoacanos, para generar marcos jurídicos acordes a las necesidades actuales y con ello, generar bienestar y progreso para todos.

¡Síguenos en Facebook y regálanos un Like!