Estados Unidos implementa sistema biométrico en la frontera con México

010El gobierno de Estados Unidos comenzó el jueves a hacer escaneos faciales y oculares de los extranjeros que entran a Estados Unidos desde México a través de un concurrido puerto de ingreso, un paso inicial en uno de sus esfuerzos más ambiciosos por rastrear a personas que se quedan sin permiso en el país una vez que sus visas expiran.

Se cree que hasta la mitad de las personas que están en Estados Unidos sin autorización se quedaron después de que sus visas perdieron vigencia, pero la ausencia de un sistema de verificación ha dejado a las autoridades sin un método para identificarlas.

En una iniciativa para modificar eso, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza comenzó a escanear a los extranjeros que entran a pie a través del puerto de ingreso de Otay Mesa. En febrero empezará a recolectar esa misma información de los extranjeros que ingresen a México a través de ese mismo retén.

El período de prueba, que se extenderá hasta junio, ayudará a determinar si las autoridades implementan también esa verificación de extranjeros en todos los cruces terrestres en la frontera de mil 954 kilómetros (tres mil 144 millas) con México. Las autoridades examinarán la precisión de las cámaras.

Desde hace tiempo, el Congreso estadounidense ha exigido que se tomen datos biométricos tales como huellas digitales, imágenes faciales o escaneos oculares de las personas que salen del país, pero esa labor implica enormes desafíos financieros y logísticos, en especial en los cruces por tierra.

El gobierno no ha anunciado detalles sobre cómo serán escaneados los rostros y ojos cuando los extranjeros salgan del país, pero un funcionario dijo que la mayoría no tendrá que dejar de caminar. Los escáneres leerán desde cierta distancia documentos de viaje que traerán un microprocesador integrado y compararán la información con los registros.