Gobierno Federal quita recursos a normales rurales

Tras los hechos en Iguala, el gobierno federal autorizó 400 millones de pesos extraordinarios para estas escuelas; en PEF 2016 desaparece la partida.

Apenas un año después de haber autorizado una partida especial de 400 millones de pesos en el presupuesto de Egresos de la Federación para reforzar a las 17 escuelas normales rurales que operan en el país, el gobierno federal propuso eliminar este mismo rubro en el presupuesto de 2016.

En el proyecto de Presupuesto de Egresos para el próximo año desaparece el fondo para mantener a las Escuelas Normales Rurales que anunció el presidente Enrique Peña Nieto para fortalecer a estas instituciones, tras la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

El 27 de noviembre de 2014, como parte de los 10 puntos de su plan de legalidad y justicia, y a dos meses de la y desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, el Presidente anunció medidas de apoyo para las Escuelas Normales Rurales, y el otorgamiento de becas de investigación para este sector.

Este apoyo tenía contemplados 400 millones de pesos como parte del Ramo 11 del Presupuesto de Egresos de la Federación, dedicado al sector educativo y al gasto de la Secretaría de Educación Pública, para el Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Instituciones Educativas, en específico para el Programa de Apoyo para Escuelas Normales Rurales.

El destino de estos recursos fue especificado en los Lineamientos generales para la ejecución del recurso extraordinario asignado a las escuelas normales rurales, publicado por la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación de la SEP (DGESPE).

El documento, público a través de Internet, señala que los recursos tendrían que destinarse para capacitar a los docentes e impulsar programas de tutoría; mejorar la competitividad académica de las escuelas al certificarse en Tecnologías de la Información y Comunicación e incluso en el idioma inglés; construir, dar mantenimiento o mejorar la infraestructura física de las escuelas y adquirir mobiliario y equipamiento.

Sin embargo, en el Paquete Económico para 2016 este apoyo, especificado en el Programa de Fortalecimiento de la Calidad de Instituciones Educativas, desaparece. Incluso, el presupuesto para la DGESPE tuvo un aumento mínimo de 2.25% al pasar de mil 169 millones 539 mil 177 pesos a mil 195 millones 887 mil 038 pesos.

De las 460 escuelas normales para la formación de docentes que existen en el país, 200 son privadas y 260 públicas; de ellas persisten 17 normales rurales (de las 36 que llegaron a ser en 1939) en Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

De acuerdo con el informe 2015 sobre la situación de los docentes en México que elaboró el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), cerca de 78 mil estudiantes normalistas en todo el país provienen de entornos rurales, cuyos ingresos familiares están por debajo de la línea de bienestar mínimo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Antes del anuncio que hizo Peña Nieto sobre el fortalecimiento a las rurales, el 8 de octubre de 2014, durante su comparecencia ante el Senado de la República por la glosa del Segundo Informe de Gobierno, el entonces secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, anunció el apoyo a las escuelas normales y que estas “no desaparecerían”.

Fuente: 24 HorasR2