Hipólito y Virginia Mireles piden a Silvano liberar a 383 autodefensas

Morelia, Michoacán, R5 julio de 2015.- Tras la inminente liberación de José Manuel Mireles Valverde, su familia, Hipólito Mora y otros, van por el segundo objetivo prioritario: la libertad de más de 383 autodefensas que permanecen encerrados, unos incluso, desde hace dos años.

“Si es necesario, volveré a tomar las armas”, afirmó Hipólito Mora Chávez, quien expresó su desencanto de la política, tras su incursión como candidato de un partido en las pasadas elecciones donde el voto no le favoreció. Lo que sí tiene claro y seguro es que no abandonará su causa, menos aún ahora que la ola de violencia ha recrudecido.

A propósito de la posible liberación del vocero de los grupos de autodefensa, José Manuel Mireles Valverde, el productor limonero aplaudió el anuncio y lamentó la tardanza de más de un año, lo jodieron ese tiempo y no lo va a recuperar, “en Michoacán la justicia se aplica en forma selectiva… lo he vivido, hemos tenido algunos gobernantes que la verdad no tenían ni tienen porqué estar aquí”.

Mora Chávez aprovechó la reunión donde recibió un reconocimiento y a la que asistió el gobernador electo del Estado, para pedirle a Silvano Aureoles su intervención y que los 383 autodefensas que siguen presos, sean liberados porque “son inocentes, son gente buena y no merecen estar ahí”.

Por su parte, Virginia Mireles confió además en que el juez quinto de lo penal con sede en Uruapan, entienda el mensaje de la procuradora general de la República, Areli Gómez, y resuelva a la brevedad la libertad del vocero de las autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles Valverde.

Aunque dijo que hablar del futuro de su hermano le corresponde a él (a José Manuel), descartó que el doctor regrese a tomar las armas, “seguirá defendiendo la Costa y la Tierra Caliente, pero creo que será desde otra plataforma”.

Virginia Valverde compartió que el pasado viernes se reunió con la procuradora Areli Gómez, quien le notificó que la PGR se desistiría de los cargos en contra de su hermano, “me dijo que ya el caso quedaba en manos del juez Quinto de lo Penal con sede en Uruapan, entonces creo que esto ya se terminó, y en 72 horas, es muy posible que el doctor quede libre”.