Niega Salvador Jara surgimiento de nuevo grupo armado en Michoacán

Morelia, Michoacán, R3 julio de 2015.- Salvador Jara Guerrero, gobernador de Michoacán, dijo que no hay evidencia de que en realidad exista el nuevo grupo de autodefensas que apareció en un video en días pasados y se autonombró “Los Blancos de Troya”, para cuidar a la gente de Apatzingán.

“Ninguna evidencia de que ese grupo exista, puede ser una broma de Facebook o sí puede ser todavía algún grupo de los reductos que están rondando la Tierra Caliente, pero no tenemos ninguna evidencia de que exista como tal, ni de que tenga un tipo de organización que nos pueda preocupar de manera alarmante”, dijo.

Entrevistado por Primero Noticias por Carlos Loret de Mola, el gobernador de Michoacán aseguró que se están llevando a cabo las investigaciones para saber si existen porque “no podemos permitir que los grupos armados tomen la seguridad en Michoacán”.

Cuestionado sobre si el estado se ha descompuesto en materia de seguridad, el mandatario afirmó que los eventos violentos que se ha tenido en días pasados se debe a que hemos estado apretando con rondines la seguridad en el estado.

Dijo que la estrategia de seguridad, conjunta con el gobierno federal desde las pasadas elecciones, ha hecho un peinado en los lugares donde no había mucha presencia.

“Esto ha dado lugar a unos enfrentamientos, porque la seguridad en el estado no está resuelta, seguimos teniendo pequeños grupos que son reductos de los antiguos cárteles y seguimos teniendo algunos laboratorios prácticamente ambulantes. Casi no hay semana que no encontremos algún grupito pequeño realizando estas actividades ilegales”, reveló.

-¿Va a dejar al siguiente gobernador un estado caliente?

“Esperemos que no, nunca ha estado totalmente frío, tenemos que reconocerlo. He dicho el problema de la seguridad es como un cáncer, no se arregla de un día para otro,  y va a ser largo el proceso todavía, pero no creo que se incendie el estado”.

Sobre los hombres que en días pasados aparecieron muertos y colgados de un puente afirmó que nada tuvo que ver con  crimen organizado.

“Es un asunto muy local, eran unas personas que se estaban dedicando a secuestrar y fueron aparentemente unos pobladores quienes lo detuvieron. Este trato también de que se quieren hacer justicia por su propia mano y no lo podemos permitir, pero si hay que separa estos eventos de los que son producto del el crimen organizado”, concluyó.