Aprueba Obama enviar 450 soldados más a misión de Irak

WASHINGTON, Estados Unidos.- El presidente Barack Obama ordenó el envío de hasta 450 soldados más y el establecimiento de una nueva base en la provincia iraquí de Anbar para ayudar a reconstruir a las frágiles fuerzas locales en preparación para recuperar territorio perdido a manos de los rebeldes de Estado Islámico.

El plan para ampliar el contingente estadunidense de 3 mil 100 asesores y militares en Irak marca un ajuste en la estrategia de Barack Obama, quien enfrenta una creciente presión para hacer más para vencer al grupo radical.

Pero como el presidente mantuvo su negativa de enviar soldados al combate o al frente, es poco probable que la medida silencie a los críticos que dicen que el limitado rol militar estadunidense en el conflicto no es suficiente para dar vuelta la tendencia de la batalla.

Funcionarios estadunidenses esperan que la reforzada presencia en terreno en Anbar ayude a los militares iraquíes a concebir y llevar adelante un contraataque para recuperar la capital provincial Ramadi, que los insurgentes tomaron el mes pasado en una ofensiva que expuso las carencias del Ejército local.

Un importante desafío para las tropas estadunidenses, que establecerán el centro de entrenamiento a unos 25 kilómetros de la zona de combate en Ramadi, será llegar a los combatientes tribales suníes, muchos de los cuales no confían en el Gobierno encabezado por chiíes de Bagdad.R4